Para hacer Estudio de Evangelio: dom 18 t.o._A. 3Agosto2008

18º Domingo del Tiempo Ordinario- A

3 Agosto 2008

Ruego/rogamos por pedir el don de comprender el Evangelio y poder conocer y estimar a Jesucristo y, así, poder seguirlo mejor

Apunto algunos hechos vividos esta semana que ha acabado

?

Leo/leemos el texto.

Después contemplo y subrayo.

Ahora apunto aquello que descubro de JESÚS y de los otras personajes, la BUENA NOTICIA que escucho…veo

El Evangelio nos muestra a una gente que sigue al Jesús que es rechazado y amenazado. Entonces y ahora se nos ofrece seguir a los que tienen éxito y a lo que esto nos puede dar. ¿Dónde me sitúo, si repaso lo que hago, lo que espero, lo que deseo….?

Y vuelvo a mirar la vida, los HECHOS vividos, las PERSONAS de mi entorno… desde el evangelio ¿veo?

Se habla de servicio, se habla de don de Dios, de acción de gracias… hacer lo que teníamos que hacer y después esperar orando poniendo todo en manos de Dios. Así ¿qué gente he encontrado?

Mt 14,13-21

13 Al saber esto, Jesús se fue de allí en una barca a un lugar tranquilo y solitario; la gente, al enterarse, lo siguió a pie desde las ciudades. 14 Al desembarcar y ver a tanta gente, se compadeció de ella y curó a sus enfermos. 15 Al caer el día, se le acercaron sus discípulos y le dijeron: «Estamos en un descampado y ya es muy tarde; despide a la gente para que vayan a las aldeas a comprarse algo de comer». 16 Jesús les dijo: «No hace falta que se vayan. Dadles vosotros de comer». 17 Ellos le dijeron: «Sólo tenemos aquí cinco panes y dos peces». 18 Él dijo: «Traédmelos». 19 Mandó que la gente se echase sobre la hierba, tomó los cinco panes y los dos peces, alzó los ojos al cielo y los bendijo; partió los panes y se los dio a los discípulos para que se los distribuyeran a la gente. 20 Todos comieron y se hartaron; y se recogieron doce canastos llenos de las sobras. 21 Los que comieron eran unos cinco mil hombres, sin contar mujeres y niños.

?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


(Si lo hacemos en grupo, lo puedo compartir) 

?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

(Si lo hacemos en grupo, lo puedo compartir) 

No acabo (no acabamos, si lo hacemos en grupo) sin estos dos pasos

Llamadas que me hace -nos hace- el Padre hoy a través de este Evangelio y compromiso

?


 

Plegaria. Diálogo con Jesús dando gracias, pidiendo…

?

Para descargar hojas atrasadas ir a la página wep: http://www.joc.es/estudioevangelio

Para descargar este evangelio en video y una canción acude a este otra dirección:

http://www.4shared.com/dir/5832385/f52af5cc/sharing.html

Y si quieres otros recursos de Iglesia-pastoral: http://www.orarhoy.com

Y si quieres hacer alguna sugerencia: iglesiasmeilan@gmail.com

Notas por si hacen falta

Notas para situar el evangelio

Mateo acaba el capitulo 13, ocupado pro el bloque de siete parábolas, explicándonos que Jesús fue a su pueblo y que aquello les resultaba escandaloso (Mt 13,57). Es en este contexto donde encontramos que Jesús responde con aquello de que solo en su tierra y en su casa desprecian a un profeta (Mt 13,57). Y el evangelista nos dice que no hizo allí muchos milagros, porque les faltaba fe (Mt 13,58).

Entre este momento de rechazo en su pueblo y la escena que hoy leemos, que comienza con Jesús solo marchándose a un “sitio tranquilo y apartado” (13), Mateo coloca el relato de la muerte de Juan Bautista (Mt 14,1-12). Un relato que finaliza con la sepultura de Juan (Mt 14,12). De este modo, el evangelio parece que anticipa lo que sucederá con Jesús.

La reacción de Jesús ante la noticia de la muerte de Juan, que “se marchó a un sitio apartado” (13) es la misma que encontramos recogida en el cuarto evangelio cuando las autoridades deciden matarlo a él (Jn 11,53-54).

El texto consta de cuatro escenas: a) La muerte del Bautista (14,1-12) impulsa a Jesús a subir a la barca y retirarse a un lugar tranquilo; la gente le sigue por tierra hasta dar con él (13-14); b) se escenifica un diálogo entre los discípulos y Jesús, previo a darles de comer (15-18); c) la gente se sienta y Jesús multiplica los panes (19); d) y los discípulos distribuyen el pan, todos quedan satisfechos y aún sobran doce cestos (19-21). Conviene resaltar que todos los evangelistas describen la multiplicación de los panes (Lc 9,10-17; Jn6,1-15); y Mateo (Mt 14,13-21; 15,32-39) y Marcos (Mc 6,30-44; 8,1-10) lo cuentan dos veces. El testimonio múltiple de fuentes y la coherencia con el tema de las comidas de Jesús avalan su historicidad, sin restar una micra a su mensaje teológico (vinculado en estrecha conexión con la institución de la eucaristía: “Tomó el pan, elevó los ojos al cielo, pronunció la bendición y lo repartió”).

Notas para fijarnos en el Evangelio de Mateo 14,13-21:

  • Es necesaria la referencia a los versículos 1-12: donde se recuerda el nerviosismo de Herodes, que ve en Jesús un Juan resucitado (Juan le reprochó su adulterio). El sentido Teológico: el adulterio, es figura de la infidelidad a Dios (12,39). Surge un paralelismo entre la Hija de Jairo y la de Herodías (muchacha), ambas figuras del pueblo sometido a los dirigentes. Al dar estos su fidelidad a Herodes (poder tiránico y asesino) se han hecho infieles a Dios. El pueblo sometido (la hija), sin iniciativa ni decisión propia (dependiente de la madre), se esfuerza también en complacer a Herodes.
  • Así las cosas, la situación es amenazante para Jesús. El se aleja del escenario del peligro. Recordemos que Herodes le busca para matarle y él huye a Egipto (Mt2,13-14); regresa a Judea pero, por miedo a su rey Arquelao, se retira a Nazaret (2,19-23); cuando oye que han encarcelado a Juan, se refugia en Galilea (4,12); si los fariseos deciden matarle, se marcha de allí (12,14-15); y al enterarse de la muerte del bautista, sube a la barca y arriba a un lugar desierto y tranquilo (14,3-13). Está claro, Jesús no busca la muerte, y otra cosa es que la crucifixión sea el final coherente con su misión.
  • Jesús, rechazado por unos, es buscado por otros (13), especialmente por otros rechazados, “enfermos” (14)
  • Jesús no enseña a las multitudes, ciegas y sordas para el mensaje (13,14 s.). Se le conmueven las entrañas y les muestra su amor (curaciones). El verbo griego significa tener misericordia, sentir compasión, partirle a uno el corazón ante el sufrimiento ajeno, interiorizar el dolor que a otro aplasta. Los discípulos, por el contrario, aparecen como insolidarios (15): “es tarde…/… que vayan y compren”.
  • El diálogo entre Jesús y los discípulos (vv.15-18) se combina la iniciativa de los discípulos (15) con el hecho de que Jesús pide su colaboración activa para alimentar a la gente*. Pero también pone de manifiesto la actitud poco caritativa de los discípulos ante la gente desfallecida, le sugieren que les despida. Lejos de esta solución (en parte realista, económica y para ellos cómoda) Jesús les hace una propuesta alternativa. Que frente al “comprar” (que es someterse a las leyes económicas de la sociedad que los ha mantenido en la miseria), les propone “el darles vosotros” (16), les invita a poner en común lo poco que tienen: “cinco …/… y dos…”. Jesús cuenta con ello y les manda “Traédmelos”. Hacer notar el juego simbólico de cinco más dos = siete, totalidad del alimento disponible.

    * Es ésta una buena referencia para revisar la acción militante cristiana, que parte de la observación de la realidad y pide la iniciativa y la organización de aquellos que han visto el problema. Pero que cuenta, también, con la iniciativa de aquél que nos ha llamado a estar con él y que convierte el fruto del trabajo humano en don de Dios.

  • Jesús, rodeado de sus discípulos, les manda -con autoridad- que la muchedumbre se siente (recostarse) sobre la hierba (19). Algunas palabras importantes: “recostarse” es la postura de los hombres libres; la “bendición” desvincula el pan de sus poseedores humanos para considerarlo don de Dios; “repartir el alimento” es continuar la generosidad divina; “se saciaron” resuena la bienaventuranza (5,6): “dichosos los que tienen hambre y sed de justicia, porque ésos van a ser saciados”; “Doce cestos de sobras”: compartiendo se saciaría el hambre de Israel.
  • Es fácil ver en este milagro una anticipación de la última cena, que en cada eucaristía revivimos. ¿nos suena?**

    ** En la Eucaristía hacemos el memorial de la muerte (rechazo) y resurrección de Jesús, de su entrega para todo el mundo. Hace referencia, pues, a una vida entregada. Repartir el pan, darse, la acción militante… alcanzan todo su sentido en la Eucaristía; y, a la recíproca, la Eucaristía alcanza todo el sentido en la vida repartida, multiplicada, dada.

  • Pero, Jesús termina alejando a los discípulos del contacto con las multitudes (22), para evitar el falso mesianismo triunfal (22). Y termina con esa primera mención de un espacio de oración de Jesús (23ª); no olvidemos que antes (19) ora “elevando los ojos al cielo”, indicando la oración dirigida a Dios, pero con el color especifico de dar gracias y bendecir. ¿Qué hará ahora?

ORACIÓN DE LA ACCIÓN

 

«Dadles vosotros de comen>>,

«Id por todo el mundo».

 

Señor, Tú dijiste estas palabras a los apóstoles

y hoy me las dices a mí.

Me llamas a proseguir tu causa.

Ser tu enviado; enviado a los pobres.

 

Cada mañana me despierto alegre

y sueño con un mundo justo como el que tú querías.

Gracias por la confianza que me das.

 

La cosecha es grande, y los obreros, pocos:

pero yo soy uno de ellos, porque Tú me has enviado.

 

Mucha gente vive en la miseria, y nadie les hace caso:

Pero yo soy el buen samaritano, porque Tú me has enviado.

 

Dame audacia

para caminar por las oscuras callejuelas de los pobres

y encender una luz.

Dame amor.

 

Cada acción es una nueva aventura contigo.

Empújame,

pues quiero llevar buenas noticias a los pobres.

Gracias por poder continuar tu obra.

Gracias por la confianza que me das.

P.Loidi, Mar adentro)

 

 

 

EL MILAGRO DE COMPARTIR

 

Si tanto os preocupa la gente

y la situación clama al cielo,

no me salgáis por peteneras

diciendo que son muchos y no llega,

que hay que despedirlos,

que no es tiempo de vacas gordas…

¡Dadles vosotros de comer!

¡Aquí hay cinco panes y dos peces!

Son los primeros del banquete.

Y tú, ¿qué es lo que tienes?

Vacía tu alforja

J! ligero, pregunta a tu compañero

si quiere poner también él lo que lleva.

Corred la voz.

Que se haga mesa fraterna;

que nadie guarde el pan de hoy para mañana.

Desprendeos de lo que lleváis encima.

Tomad todo lo que llega.

Levantad los ojos al cielo

y bendecid al Dios de la vida

qUe tanto vela y vela.

Lo repartieron los que nada tenían.

Llegó para todos

y aún sobró para soñar utopías.

Días habrá en que tendréis que compartir

no lo de un día,

ni lo de una mochila,

ni lo que lleváis encima,

ni las sobras de la primavera,

sino lo mejor de vuestra cosecha,

y aún vuestra vida misma.

Gracias, Señor,

por romper nuestras murallas
y enseñarnos a compartir
siguiendo tu Palabra.

(F.Ulibarri, Al viento del espíritu)

 

 

 

ORACIÓN DE LA REBELDÍA

 

Llego a Ti, Señor, con humildad,

a pedirte rebeldía.

Quiero vivir comprometido con la verdad.

No venderme por nada ni ante nadie.

Resistir al tentación de buscar la felicidad externa

y de admitir la paz,

aunque sea en la injusticia…

hazme un/a inconforme

con el error, la injusticia y el odio.

 

Un/a insatisfecho/a con la farsa del mundo,

Pero con deseo de trabajar con amor por mejorarlo.

Hazme un/a indómito/a de tu Reino

Digno/a de oír tu palabra:

“En el mundo tendréis apreturas;

mas tened buen ánimo,

Yo he vencido al mundo” (Jn 16,33)

 

~ por manolobarco en agosto 1, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: