Para el Estudio de Evangelio. 4º de cuaresma_2009

Un desierto, una serpiente en lo alto, una luz.

Un desierto, una serpiente en lo alto, un crucificado, totalmente marginal dentro del contexto social y absolutamente irrelevante para la marcha de la historia. Un crucificado anónimo.

¿Quién no ha hecho la experiencia del desierto alguna vez, ante algún acontecimiento, en algunas situaciones, frente a diversas realidades humanas?

Nuestra sociedad hoy vive la experiencia de desierto metida hasta el fondo en la crisis económica y social. Hablamos ya (¡vivimos ya!) en el corazón de una crisis de antropológica, de crisis de valores, crisis de sentido ante la vida, crisis religiosa, crisis de fe…

Hay millones de personas viviendo en la pobreza económica, educativa, sanitaria,.., cientos de países, que desde hace años y siglos viven en profundo desierto económico, educativo, político, social… que no pueden ni imaginarse un futuro en el que ese desierto, esas crisis crónicas, empiecen a desaparecer.

Millones de personas que viven la experiencia del desierto de la falta de amor, de la falta de reconocimiento de la falta de que se le reconozca en su dignidad. Somos millones vagando por el desierto del individualismo, del egoísmo, de una vida intranscendente…

Las guerras no terminan, la violencia sigue haciendo acto de presencia, revestida de mil y una formas.

Son muchísimas las personas, colectivos y países sufriendo el despojo originado por los poderosos de este mundo en forma de opresión, de injusticia, de explotación…

Son millones los crucificados anónimos que día tras día son o siguen clavados en sus cruces.

Son, somos muchos los que necesitamos la serpiente elevada en lo alta a quien poder mirar para liberarnos de tantas heridas en el cuerpo y en el espíritu. Necesitamos un Moisés que se atreva a elevar su bastón hacia lo alto y que grite ¡Basta ya!

Somos muchos, tal vez  todos, los que con nuestras posturas, actitudes, estilos de vida, etc,  vamos añadiendo arena al desierto  y que necesitamos liberación y salvación.

Pero en medio de este desierto ha sido elevado a la alto un crucificado anónimo, sociológicamente sin importancia alguna que desde lo alto de un monte abrió los brazos y se ha fundido en un abrazo con todos nosotros.

Este crucificado anónimo llegó a esa situación por amor, para manifestarnos el amor del Buen Dios. El evangelio de este domingo nos invita a mirar a este crucificado anónimo con una mirada que va más allá de su aparente insignificancia. Nos invita y nos ofrece a mirar con la misma mirada del crucificado anónimo  para poder descubrir la compresión y el sentido profundo que se nos oculta a nuestros ojos. “Como levantó Moisés la serpiente en el desierto, así será levantado el hijo del hombre, para que todo el que crea en él tenga vida eterna”. Él nos trae un mensaje de parte de Dios hecho vida-amor: “tanto amó Dios al mundo que dio a su hijo único, para que quien crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna. Pues Dios no envió a su hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo se salve por él”.

En este desierto, en esta oscuridad, en estas tinieblas, ha aparecido la Luz. Y acoger la Luz solo es posible si no tenemos miedo a vernos como somos. La Luz siempre es molesta para quienes desean permanecer en la oscuridad y así seguir haciendo lo que lo sus egoísmos, individualismos, intereses, y “negocios” les dictan pensando que no van a ser descubiertos.

¡Venga!, no tengas miedo al Amor, no tengas miedo a la Luz.

Las pistas para el Estudio de Evangelio del Domingo 4º de cuaresma.  2009

Pincha aquí >>>>>orar-4c2badomtc-b-22-marzo-09-jn-314-21

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: