FELIZ NAVIDAD 2008

felicitacionnavi_2008

 

Otro mundo sí que es posible, respondiendo al abrazo que Dios nos ha dado en Nazaret…

Para el Estudio de Evangelio: IIDom. Advi_2008

¿A quién escuchas en el desierto?

 

juanbautista_de_leonardovanciJuan el Bautista marcha al desierto y le sigue mucha gente del pueblo. Eso nos remite al pueblo de Israel donde también en el desierto será tentado, pero descubriá que es allí donde Dios se le reveló como pura mesiricordia, a pesar de no pocas resistencias que puso.

A Juan el pueblo le escuchó, cosa que no deja de causarnos admiración. Y Juan en el desierto manifestó la presencia inminente de Aquel al que no era digno de atarle las correas de sus sandalias y que lo manifestó como el Mesías y el Hijo de Dios. Fue también alli donde el mismo Padre dejaría escuchar su voz presentando a Jesús como su Hijo, su Siervo y terminaría la presentación diciendo: “Eschchadle”.

El desierto aparece en la vida humana. El desierto parece que nos sigue allá donde vamos. Hasta es algo constitutivo de la existencia humana. Pero el desierto nos da miedo, nos resistimos a entrar en él. Hasta lo entendemos como algo negativo. El desierto es una experiencia no solo individual, aunque sí personal, comunitaria y colectiva.

Hoy, como ayer, se nos presenta el desirto de diversas maneras y seguimos huyendo de él; sin embargo , queramos o no, es como nuestra sombra y hemos de tener el valor de reconocer que está ahí y de atrevernos a entrar en él. Lucas nos dice que Jesús fue conducido por el Espíritu al desierto y es allí donde hizo, si podemos hablar así, una de sus experiencias fundamentales: fue tentado, resistió la tentación, tomó la decisión más definita de su vida, de cómo vivirla; de su misión y de cómo llevar adelante la mísión. Fue ahí donde se encontró también con el Padre quien envió a los Ángeles para le sirvieran.

En este momento de crisis económica no es difícil entender y tomar conciencia de la magnitud de las duras consecuencias que tendrá para muchos y sobre todo para los más pobres y débiles (ya las estamos palpando). Y esta realidad se nos presenta también como un desierto que hemos de cruzar y en el que hemos de denunciar y trabajar para que las consecuencias no sean tan duras e inhumanas. Pero al mismo tiempo hemos de atrevernos a asumir esta realidad y a confiar que Dios también aquí nos puede hblar; que va a ser también una posibilidad de conversión y que hemos de colaborar con el Señor para convertir este desierto en gracia de Dios. Es aquí donde podemos descubrir rasgos del rosto de Dios que seguro que se nos manifestarán. Pero estas afirmaciones no son contradictorias, sino paradógicas. Tal vez aquí, en este desierto y trabajando para selir de él con todas nuestras fuerzas, se nos puede manifestar el Verbo de Dios como el Hijo y como el Mesías, también desterrado con nosotros. Mientras social y políticamente se trabaja para salir de él y mientras se denuncia al sistema con sus contradiciones e injusticias, estamos llamados, al mismo tiempo, a “escuchar la voz de Dios y a encontrarnos con el Mesías, el Hijo y el Sirivo que, pone su tienda entre nosotros para liberarnos y salvarnos.

¿Y tú? Te resistes a entrar en los desiertos de tu vida? ¿Los  vivves como una posibilidade también de poder escuchar la voz de Dios? ¿Los acoges como espacio de conversión y dinamismo de Esperanza? ¿Los entiendes como posibilidad de encuentro con Jesucristo, el Verbo de Dios que se hizo un desterrado junto con nosotros? ¿O dónde te crees que el Verbo puso y sigue poniendo su tienda? ¿Acaso no será posibilidad de descubrir a ese Dios que nos consuela y que aparece como el Dios del perdón y la misericoria? Él viene a vendar nuestras heridas. ¿Te dejas vendar por Dios tus heridas que tienes en el cuerpo, en el corazón y en el espíritu?

¿Cómo eres transparencia de ese Dios que te envía a consolar al pueblo? ¿Cómo realizas ahí la misión que, como a Juan, Dios te ha encomendado para anunciar con tu vida y  palabra que “en medio de vosotros hay uno que es mucho más que yo”? ¿No consiste en esto también nuestro compromiso en el mundo? ¿Cómo trabajas para que los desiertos no vengan causados por las injusticias humanas? ¿Cómo los cristianos nos decidimos a ser compañeros de camino en los desiertos en los que viven tanta gente?

Es mejor escuhar la voz de Dios que la de tantos “sacerdotes del dios sistema” que no hacen más que aprovecharse de todo esto para conseguir aún muchos mas beneficios.

“Consolad, consolad a mi pueblo -dice el Señor-“. “Convertíos y preparad el camino al Señor”. Manolobarco

Por ahora, nada más; aquí tienes las pistas para el Esutdio de Evangelio de este domingo II de Adviento: 7/12/2008. 

Pincha a continuación >>>orar-2c2badomadviento-b-07diciembre-08-mc-11-82

Perdonad, pero he tenido problemas con el servidor del Blog y no he poodido colocar antes las pistas para el Estudio de Evangelio que con gran generosidad nos envía Pepelu.

Anuncios

2 comentarios to “FELIZ NAVIDAD 2008”

  1. Felicidades, Manolo, por este blog, con todo lo que ofreces para conocer más al Señor Jesús, nuestro único Maestro. No había visto este blog sino hasta hoy. Deseo aprovecharlo para el Estudio de Evangelio. Un saludo afectuoso, hermano. Emilio Zaragoza Lara

  2. MUCHAS FELICIDADES A TODOS Y A TODAS LA QUE ENTRAIS EN ESTE BLOG.
    MIL GRACIAS Y FELIZ AÑO NUEVO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: